¿Cuáles son las recomendaciones al instalar resortes progresivos para auto?

Los resortes progresivos se diferencian de los resortes regulares en la separación de sus espiras, puesto que el centro de las mismas se encuentra a mucho mayor distancia entre sí, mientras que sus extremos se encuentran mucho más cerca que de costumbre.

Se recurre a los resortes progresivos cuando lo que se desea es bajar la altura del auto unos pocos centímetros, acercando el chasis al suelo.

Desde su aparición hace unos años, este tipo de resortes se ha transformado en la alternativa ideal para llevar a cabo esta clase de modificaciones, puesto que resulta mucho más fiable y económico que ponerse a alterar los amortiguadores.

Pasos a seguir para la instalación de resortes progresivos

Antes de proceder a enumerar los pasos, consideramos pertinente advertir que cualquier modificación que se realice en un vehículo, sea de la magnitud que sea, va a producir cambios tanto en la suspensión como en la dirección del mismo.

Por lo tanto, es fundamental no realizar modificaciones de esta índole, sin consultar previamente a un profesional que pueda asesorarte.

Pasando a algo más alegre, te tenemos una buena noticia: para colocar resortes progresivos en un automóvil, no es necesario tocar el amortiguador. Éste se amolda perfectamente a los resortes progresivos y, tras equilibrarlos entre sí, darán como resultado una navegación mucho más cómoda y fluida, al hacer descender el centro de gravedad y, como consecuencia, mejorar la aerodinámica.

Sin embargo, es fundamental verificar que la altura a la que está el vehículo sea la correcta una vez que se han instalado los resortes progresivos, para no provocar daños en el mismo.

Asimismo, nos gustaría aclarar que es muy importante someter a los resortes a una revisión minuciosa una vez que hayan alcanzado los 50.000 kilómetros.

Siguiendo esta línea, es indispensable cambiar los resortes en su totalidad una vez que el automóvil alcance los 80.000 kilómetros. Esto se debe a que, si bien pareciera no haber sufrido cambios, tras semejante cantidad de kilómetros recorridos, el resorte habrá perdido gran parte de su capacidad de reacción dinámica.

¿Cómo puedo saber si debería instalar este tipo de resortes en mi vehículo?

Para saber si ha llegado el momento de instalar resortes progresivos, hay muchos síntomas que se pueden observar:

Cuando se aprecie un desgaste significativo en los topes de goma de la suspensión, así como en los amortiguadores, rótulos y los extremos de dirección, por no mencionar rupturas en todos ellos, es señal de que ha llegado el momento de cambiar los resortes.

También son señales de que se necesita un cambio cuando el vehículo empieza a presentar dificultades a la hora de tomar curvas, o cuando los bujes de las parrillas empiezan a desgastarse, agrietarse o entrar en contacto entre sí.

Por último, cuando las espiras de los resortes empiezan a exhibir marcas de desgaste y óxido, sin lugar a dudas el cambio es obligatorio.

¿Qué beneficios traen los resortes progresivos?

Los resortes progresivos de RM Resortes, a diferencia de otras alternativas disponibles en el mercado, no solo garantizan una mejora en el desplazamiento del vehículo, sino que también lo suavizan enormemente.

Su construcción de la más alta calidad permite un andar suave en bajas velocidades, ideal para ir por la ciudad. Al mismo tiempo, su suspensión está preparada para endurecerse y pasar a funcionar como resortes deportivos cuando el terreno y la velocidad lo amerite, lo cual los vuelve óptimos para ser utilizados en rutas y autopistas.
Te invitamos a ponerte en contacto con nuestro equipo de profesionales, quienes podrán asistirte a la hora de determinar qué tipo de resortes serán más convenientes para tu automóvil, así como ayudarte a instalarlos de la mejor manera posible.

Si te interesó este artículo, también te puede interesar leer: ¿Cuántos tipos de resortes para autos hay y cuales son?