¿Qué son los espirales progresivos?

Los espirales progresivos mejoran y suavizan el andar del vehículo. Se diferencian de los espirales estándar por presentar una variación en el espacio entre espira y espira. En la zona central están más separadas unas de otras, en cambio en sus extremos dichas espiras están más unidas.

¿Cuándo instalar los espirales progresivos?

Esta clase de resortes es empleada cuando se busca bajar la altura del vehículo unos centímetros. Específicamente, con la instalación de espirales progresivos la reducción de altura varía entre 40 y 60 mm. Por lo demás, cumplen la misma función que los espirales estándar. En los últimos años, se han convertido en una alternativa muy popular.

Cuando se desea colocar este tipo de espirales no es necesario modificar la altura del amortiguador. Si bien, por supuesto, es fundamental que este se encuentre en buen estado para proceder a la correcta instalación de los espirales progresivos.

Su otra importante ventaja, además, es que no modifican el centro de gravedad del auto. Algo que sí ocurre cuando se busca disminuir su altura cortando el espiral estándar o el amortiguador. 

La progresividad de las espiras, por su parte, hace que en caminos urbanos el auto presente un andar suave. En cambio, tal progresividad permite que a mayor velocidad, y por autopista o ruta, la suspensión del vehículo se endurezca y este se comporte como un vehículo deportivo.

Consejos para la instalación de espirales

Los espirales progresivos son un elemento fundamental en el sistema de suspensión del automóvil. En su estado óptimo permiten que el conjunto de este sistema trabaje adecuadamente y sin exigencias superiores a las permitidas.

Evaluar el estado de los resortes es fundamental para evitar riesgos o el mal funcionamiento del vehículo. Cuando los mismos están debilitados pueden provocar ruidos, inconvenientes en el tren delantero e incluso accidentes.

Cuando se desea disminuir la altura del vehículo los espirales progresivos son la alternativa más apropiada. Pues cortar o calentar los resortes estándar que presenta un automóvil puede llevar a la pérdida de seguridad, confort y estabilidad en su conducción.

De proceder a tal corte, ocurre que las bases del resorte no coincidan con los apoyos y estos puedan desplazarse. Cuando se los calienta, además, las propiedades de su material, el acero, se modifican. Lo que puede conducir a la rotura o deformación del espiral.

Asimismo, como es de esperar, el sistema de suspensión trabajará incorrectamente y sobreexigido. Ello afectará al resto de los elementos que hacen a la suspensión, tales como los amortiguadores, rótulas, bujes y extremos de dirección.

Un resorte en mal estado afecta directamente a la performance del vehículo y puede poner en riesgo la seguridad de sus ocupantes. Por lo tanto su control y cambio no puede ser subestimado, como tampoco puede serlo la calidad del par de espirales progresivos que decidamos instalar.

En RM Resortes todos nuestros espirales han sido diseñados en función de altos estándares de calidad, con el objetivo de brindar mayor estabilidad, reacción, maniobrabilidad, control, seguridad y máxima performance.
Contacta con nosotros escribiendo a info@resortesrm.com o completando el formulario, ¡podemos asesorarte para encontrar la solución en espirales que mejor se adapte a tus requerimientos y expectativas!

Te puede interesar leer: ¿Cuáles son las señales para cambiar los resortes para autos?