Preparación de los espirales de autos para un viaje largo por ruta

Siempre que decidís iniciar un largo camino por ruta, tenés que comprobar el estado general en que se encuentra tu vehículo antes de emprender la marcha. Una de las principales cosas en la que debés centrarte es en los espirales de autos.

Recordá siempre una cosa, el destino no siempre está cerca de donde vivís. Así que ya sea en vacaciones, o tan solo una simple escapadita (cuando acabe la cuarentena) te servirá para ampliar tu horizonte y despejar la mente.

Dato de interés: Los resortes deben controlarse a los 50 mil kilómetros y cambiarlos a los 80 mil kilómetros.

Sin embargo, para tener un viaje realmente placentero y tranquilo es necesario que revises que todo esté bajo control en tu vehículo. Respecto a los resortes o espirales, mantente alerta a los siguientes síntomas para que puedes poner manos a la obra:

  1. Una de las primeras y más frecuentes señales es el ruido. Si al rodar el vehículo escuchás algún crujido o chirrido que se incrementa con la velocidad, puede existir un problema.
  2. Otro indicativo de problemas es que el timón gire solo para alguna dirección mientras el auto avanza.

espirales de autos

Un diagnóstico a tiempo puede salvar tu vida

Los daños de los componentes de la suspensión son evidentes y notorios, a la vez que son más fáciles de reparar porque se trata de partes que trabajan a la vista; por lo tanto, tú mismo puedes ver las que estén “dañadas”. Por tratarse de sistemas que trabajan de manera independiente, el diagnóstico es mucho más fácil.

Los componentes de la suspensión son fundamentales en la seguridad de la conducción ¿Por qué? Un motor apagado es inofensivo, pero un terminal de dirección roto es un arma mortal. Por eso, aunque es posible echar a andar el auto con algunas partes de dirección, suspensión y frenos en mal estado, estarás generando un alto riesgo de accidentes.

Dato de interés: Tené siempre en cuenta que los resortes se venden a pares para ruedas de adelante o de atrás, nunca de a uno.

Es indispensable que un vehículo tenga un buen grupo de suspensión, para que absorba las irregularidades del piso; al mismo tiempo que manejen la transferencia de pesos que ocurre en sus cuatro esquinas al frenar, acelerar o cruzar.

En este conjunto entran los resortes. Los hay de espirales, barras de torsión u hojas. Estos últimos son los más vulnerables, porque se parten con cierta frecuencia, en especial cuando están prestando servicios en vehículos de carga.

Por su parte, los espirales y barras de torsión rara vez se rompen, además son muy fáciles de arreglar ¿cómo? los cambiás y punto.

¡Cuidá el corazón de los espirales de autos!

Considera el chequeo de los amortiguadores, porque son junto a los espirales de autos el corazón de la dirección y suspensión; que a su vez forman parte del llamado triángulo de seguridad (junto a los neumáticos y frenos).

Otros elementos que también debes considerar

  • Neumáticos. Son la única parte de tu auto que está en contacto permanente con la carretera, así que tenés que mantenerlos en óptimas condiciones por tu seguridad y la de los tuyos.
  • Frenos. Aquí son vitales los discos y las pastillas. Llevá el auto al taller para que los profesionales comprueben si están en buen estado.

Dato de interés: Cambiá los resortes CADA vez que cambies los amortiguadores

  • Nivel de aceite. Revisa la fecha del último cambio. Luego comprueba el nivel de aceite, en frío y con el auto nivelado. También tenés que chequear los niveles del líquido de frenos, limpiaparabrisas, agua, líquido de dirección y de refrigeración.
  • Filtro de aire. Aunque la seguridad no depende de él, resulta ser que si está sucio derivará en un mayor consumo del carburante.

espirales de autos

Lectura recomendada: La guía definitiva sobre los resortes para autos

resortes reforzados