Hábitos más comunes que arruinan los espirales para autos

Los espirales para autos tienen el firme propósito de ofrecerte una conducción más cómoda y segura. Estas piezas, por lo general, están fabricadas con barras de acero especial y resistente a la fatiga.

La dureza de cada espiral varía según el vehículo y del cuidado que cada quien le brinde. Los daños ocasionados al resorte y su continuo desgaste con el uso progresivo afectan la suspensión, dirección y alineación del auto.

Por eso, partiendo de que están ubicados en el tren delantero, entre la rueda y el guardabarros; y el trasero, sobre el eje; te recomendamos que hagas un registro visual de la distancia óptima entre el borde del guardabarros y el centro de la rueda, según las medidas establecidas por el fabricante.

Dato de interés: Los resortes deben controlarse a los 50 mil kilómetros y cambiarlos a los 80 mil kilómetros.

Asimismo, el gradual menoscabo de los espirales para autos depende del uso que se le dé al mismo, ya que no es lo mismo su tránsito por la ciudad que en caminos de ripio o rurales. Otra forma de “desgastar” la vida útil de estos es cuando:

  • Olvidás hacer el cambio periódico de los espirales.
  • Permitís que la pintura que los recubre esté gastada, puede tener fisuras imperceptibles a la vista.
  • Notás que el rodado tiene una altura inferior respecto del suelo y le hacés caso omiso.
  • Ignorás cada vez que aumenta la distancia ante una frenada de emergencia.
  • Pasás por alto que el vehículo atraviesa algún obstáculo y permanece “oscilando”, pero aún así permitís que ocurra una y otra vez sin que hagás nada.

Tené en cuenta algo muy importante, el buen mantenimiento del auto es esencial para su longevidad. Sabemos que invertir en ello requiere de tiempo y dinero, pero es una inversión que a la larga derivará en tu tranquilidad y tu seguridad.


Consejos para cuidar los espirales para autos

Cada espiral es una pieza fundamental en la suspensión. Los debilitados son peligrosos porque pueden provocar ruidos, golpes que aflojan el tren delantero y hasta accidentes; así que debés cuidarlos para que te rindan al máximo.

Dato de interés: Tené siempre en cuenta que los resortes se venden a pares para ruedas de adelante o de atrás, nunca de a uno.

Jamás debés cortar o calentar un resorte, porque lo único que conseguirás es perder seguridad, confort y estabilidad en la conducción. Si los cortás, las bases no coinciden con los apoyos y se puede desplazar. Si los calentás modificás las propiedades del acero, corriendo el riesgo de rotura y/o deformación del mismo.

Por si eso fuera poco, no solo trabaja incorrectamente la suspensión, sino que además se reduce la vida útil de todo el conjunto (amortiguadores, rótulas, bujes, extremos de dirección).

Se tienen registros de casos en los que un resorte cortado se desplazó, esto causó la rotura de un neumático y a su vez ocasionó un accidente.

El papel de los resortes

La tarea específica de los espirales o resortes para autos es soportar el peso del mismo, y el de la carga. Son ellos los que lo mantienen e impiden que las vibraciones sufridas por las ruedas se transmitan a los pasajeros, ya sea cuando está detenido o en marcha.

Cada vez que una rueda supera algún obstáculo, el resorte es comprimido acumulando energía que lo hará distender y oscilar varias veces hasta encontrar su equilibrio.

Dato de interés: Cambiá los resortes CADA vez que cambies los amortiguadores

Justamente para evitar un número excesivo de oscilaciones, se utilizan los amortiguadores; aumentando la resistencia a los movimientos bruscos del espiral, los amortiguadores limitan las oscilaciones, restableciendo rápidamente el equilibrio del vehículo.

¿Cuándo cambiar los espirales para autos?

Hacer un cambio de espirales en el momento oportuno es la mejor manera de evitar accidentes y garantizar la satisfacción en las reparaciones de la suspensión. Muchas veces, este cambio puede representar un significativo ahorro en tu economía, así que hacelo cuando:

  1. Observes desgaste o rotura de los topes de goma de la suspensión.
  2. Existe desgaste prematuro de los amortiguadores, rótulas y extremos de dirección.
  3. El vehículo tiende a abrirse cada vez más al tomar una curva.
  4. Hay deterioro acelerado de los bujes de las “parrillas”.
  5. El vehículo esté inclinado o bajo.
  6. Sean visibles grietas, espiras rotas o se encuentren marcas de apoyo entre sí.
  7. Veas numerosos puntos de óxido.
  8. Las espiras de los resortes tienen marcas visibles de desgaste.
  9. Cada vez que agregues un accesorio al vehículo, que modifique su peso.
  10. Aunque no notes cambios en tu vehículo, reemplazá los resortes cada 80.000km. máximo. Un resorte fatigado puede presentar una apariencia idéntica a la de un resorte nuevo, sin tener la misma capacidad de reacción dinámica.

Lectura recomendada: ¿Cuánto baja un auto con espirales progresivos?

espirales para autos