Diferencias entre resortes estándar y resortes progresivos

Los resortes estándar como los resortes progresivos cumplen la esencial tarea de soportar el peso del vehículo y de su carga. De ese modo mantienen e impiden que las vibraciones sufridas por las ruedas se transmitan a los pasajeros, ya sea cuando dicho vehículo está detenido o en marcha. 

Cuando hablamos de resortes estándar hacemos referencia al repuesto del resorte original tal cual sale de fábrica, con las mismas especificaciones técnicas y durezas del resorte original. 

Por su parte, los resortes progresivos, al ser un modelo con progresividad entre las espiras, hace que a baja velocidad el vehículo tenga un andar suave. Mientras que a velocidad alta, se endurezca la suspensión y se comporte como un vehículo deportivo.

Principales diferencias entre espirales progresivos y espirales estándar

 Los resortes progresivos son resortes que presentan una variación en la distancia entre espira y espira, con respecto a un espiral del tipo estándar. Dicha variación consiste en que en la zona central del espiral,  las espiras o vueltas están más separadas unas de otras y en los extremos del espiral estas están más juntas que de costumbre.

Al contrario de los resortes estándar, este tipo de espirales se instalan cuando se desea bajar unos pocos centímetros la altura del auto. Aparecidos hace unos años, se han convertido en una de las mejores opciones para bajar un vehículo. Ya que su costo es mucho menor comparado con la modificación de alturas de un amortiguador.

Asimismo, tienen la ventaja de que el centro de gravedad del vehículo no se modifica mucho. Por lo tanto el auto no queda en una posición tan incorrecta como cuando se baja cortando el espiral o cortando el amortiguador.

Los resortes progresivos bajan en promedio 40 a 60 mm máximo, mejorando el centro de gravedad del automóvil como sus prestaciones en curvas y reduciendo el balanceo en las salidas.

Sus defensores afirman también, que frente a los resortes estándar, mejoran la estabilidad, el control del vehículo, a la vez que reducen la carga aerodinámica y mantienen el confort original de marcha.

A parte de mejorar el andar original del automóvil, los resortes progresivos lo suavizan. Tienen a favor que, para colocar este tipo de resortes en el lugar de los resortes estándar no es necesario modificar el amortiguador original.

Las dos características esenciales de los resortes progresivos y los resortes estándar

Cada componente de la suspensión es un elemento crucial desde el punto de vista de la seguridad. Los resortes se encuentran entre los elementos más importantes, absorbiendo el impacto causado por baches e irregularidades del terreno, garantizando la distancia al suelo y la estabilidad del vehículo cuando frena o se balancea.

Dos son las características esenciales que debe presentar un buen juego de resortes desde el punto de vista físico y operacional: resistencia y elasticidad.

La resistencia puede ser fácilmente verificable, dado que el resorte se rompe cuando su resistencia es superada.

En cambio, la elasticidad no es tan notable. Ya que un resorte fatigado puede representar una apariencia idéntica a la de un resorte nuevo sin tener, no obstante, la misma capacidad de reacción dinámica.

Cambio de resortes estándar por resortes progresivos

Si estás pensando en optar por un cambio a resortes progresivos, el momento decisivo es cuando observes desgaste o rotura de los topes de goma de la suspensión, desgaste prematuro de los amortiguadores, rotulas y extremos de dirección.

Asimismo, es un buen momento cuando se presentan dificultades al tomar una curva, desgaste acelerado de los bujes de las “parrillas” (brazos oscilantes o brazos de control). Un cambio es requerido, también, cuando sean visibles grietas, espiras rotas o se encuentren marcas de apoyo entre sí.

Cuando las espiras de los resortes tienen marcas visibles de desgaste y hay numerosos puntos de óxido dicho cambios es esencial. Pues el removido de este último no elimina el problema.

Lo mismo, cada vez que se agregue un accesorio al vehículo que modifique su peso (G.N.C., Equipo, Música, etc.).

Ahora bien, aunque no note cambios en su vehículo, es recomendable reemplazar los resortes cada 80.000km. máximo. Dado que, como mencionamos, un resorte fatigado puede presentar una apariencia idéntica a la de un resorte nuevo sin tener, no obstante, la misma capacidad de reacción dinámica. 

En RM resortes contamos con gran variedad de productos: resortes estándar, resortes reforzados, progresivos, win, street, ground, resortes especiales y spring brake. Nuestro objetivo es brindar resortes de alta calidad y rendimiento, combinado con la mayor elasticidad y resistencia.