¿El daño en los resortes del auto afecta la suspensión?

El daño en los resortes de un auto afecta directamente a la suspensión. Esto puede generar problemas significativos tanto en la estabilidad como en la dirección y en la resistencia del vehículo.

¿Qué función cumplen tanto el sistema de suspensión como sus resortes en un automóvil?

El sistema de suspensión de un automóvil es, probablemente, uno de sus componentes más importantes. Este componente cumple un rol esencial a la hora de garantizar un manejo óptimo y seguro a partes iguales. 

Dentro de este sistema, son los resortes los que desempeñan un papel fundamental. Con su intrincado sistema de espirales, el cual está diseñado para proveer a cada resorte de la más alta capacidad de reacción dinámica, los resortes serán capaces no sólo de asegurar la estabilidad del vehículo, sino también de resistir el peso que el mismo deba cargar.

Y es que la función principal de los resortes es la de mejorar la adherencia de los neumáticos al piso. Al mismo tiempo, se aseguran de mantener estable la altura del chasis, lo cual no solo representa un conducir más seguro y fluido, sino que reduce enormemente el desgaste de los neumáticos y una alineación más duradera de las ruedas. Esto lo logran al absorber enormemente los impactos generados por los terrenos irregulares.

Desde RM Resortes recomendamos llevar a cabo una inspección de su estado cada 10.000 kilómetros aproximadamente.

A su vez, es indispensable realizar un cambio completo de los resortes cada 80.000 kilómetros. Aunque pueda no parecerlo, a esa altura su capacidad dinámica se habrá reducido casi completamente, lo cual podría generar daños graves en el vehículo.

Recomendaciones a la hora de cambiar tus espirales

Si bien cambiar los resortes de un automóvil no es un proceso riesgoso, eso no minimiza el hecho de que deba ser supervisado por un profesional. 

Lo más importante es asegurarse de que el resorte elegido para instalar en el vehículo se ajuste al mismo. Debe ser capaz de cumplir las mismas funciones que el resorte que será reemplazado.

Además de esto, es fundamental que el cambio de los resortes se vaya haciendo de dos en dos, para evitar así cualquier tipo de desequilibrio en el vehículo.

Y un consejo crucial: Nunca cortar ni calentar los resortes de un vehículo. Hacerlo podría conllevar no solo a que el vehículo pierda estabilidad, sino también seguridad y confort a la hora de conducirlo.

Esto se debe a que, al cortarse las bases de los resortes, estos pueden dejar de coincidir con los puntos de apoyo. Esto podría hacer que toda la carrocería se desplace y desestabilice.

Por otro lado, la razón por la que no se deben calentar los resortes es que, al hacerlo, las aleaciones de acero de las que están compuestos pueden verse alteradas. Esto repercute directamente en su capacidad de acción dinámica, a la vez que generar rupturas y deformaciones.

Siempre que se realiza una modificación en un automóvil, tanto la dirección como en la suspensión del mismo se verán también alteradas, sea en la medida que sea.

Por lo tanto, es indispensable que, antes de salir a la ruta, se revisen estos aspectos. Así se evitarán posibles accidentes y no se comprometerá la integridad física de los pasajeros.

El equipo de profesionales de RM Resortes está capacitado para brindar asistencia de la más alta calidad en todo lo relacionado a los resortes para autos.

Su servicio se ocupa de abarcar el proceso de punta a punta, desde la instalación hasta sus respectivos chequeos, y sin importar que se traten de espirales progresivas, deportivas o urbanas.