¿Cuáles son Señales de alarmas para cambiar los resortes del auto?

Para evitar accidentes y garantizar la satisfacción en las reparaciones de la suspensión, es indispensable hacer un cambio de resortes en el momento preciso. Muchas veces, ese cambio en el momento indicado puede representar un significativo ahorro en la economía del propietario del vehículo. 

Por definición, los resortes deben ser sustituidos cada dos cambios de amortiguadores. Sin embargo, ese período puede variar de acuerdo con las condiciones a las que fue sometido el vehículo. Por ejemplo, deberá realizarse un control con mayor frecuencia cuando el mismo fue utilizado con regularidad en terrenos accidentados o para transporte continuo de cargas.

¿Por qué es importante el cambio de resortes?

Resortes en buen estado garantizan un mejor trabajo de los amortiguadores. Tiene lugar, entonces, una mejor adherencia de los neumáticos al piso, proporcionando mayor seguridad al conducir. Asimismo, los neumáticos reciben un menor desgaste y las ruedas se mantienen alineadas por más tiempo. 

Antes de proceder al cambio es importante comprobar que el resorte a sustituir sea el especificado para el vehículo y que el cambio se haga de a pares para no provocar desequilibrios. Las alteraciones a que el vehículo ha sido sometido deben ser tenidas en cuenta, ya que para estos casos se justifica el uso de resortes especiales.

Señales de alarma para cambiar los resortes del auto

Claras señales de alarma marcan el momento decisivo para optar por un cambio de resortes:

  • Cuando observes desgaste o rotura de los topes de goma de la suspensión.
  • Cuando haya desgaste prematuro de los amortiguadores, rotulas y extremos de dirección.
  • Cuando el vehículo tienda a abrirse cada vez más al tomar una curva.
  • Cuando haya desgaste acelerado de los bujes de las “parrillas” (brazos oscilantes o brazos de control).
  • Cuando sean visibles grietas, espiras rotas o se encuentren marcas de apoyo entre sí.
  • Cuando las espiras de los resortes tengan marcas visibles de desgaste y haya numerosos puntos de óxido,  también un cambio es necesario, pues el removido de este último no elimina el problema.
  • Cada vez que se agregue un accesorio al vehículo que modifique su peso (G.N.C., Equipo, Música, etc.)

Otras señales de alarma pueden distinguirse en el uso cotidiano, como la inclinación excesiva al llevar pasajeros o carga, la marcha incómoda y rígida, la pérdida de confort, la inclinación excesiva al frenar y ruidos en la suspensión.

Ahora bien, aunque no note cambios en su vehículo, es recomendable reemplazar los resortes cada 80.000km. máximo dado que un resorte fatigado puede presentar una apariencia idéntica a la de un resorte nuevo sin tener, no obstante, la misma capacidad de reacción dinámica.

El resorte es una pieza fundamental en la suspensión. Aquellos debilitados son peligrosos porque pueden provocar ruidos, golpes que aflojan el tren delantero y hasta accidentes. En RM resortes contamos con todo un catálogo de productos: resortes Estándar, resortes Reforzados, Progresivos, WIN, Street, Ground, resortes Especiales y Spring brake. 

Nuestros resortes se distinguen por estar están diseñados de manera que el conjunto de suspensión trabaje normalmente sin exigencias superiores a las permitidas. Tenemos por objetivo brindar resortes de alta calidad y rendimiento, combinado con la mayor elasticidad y resistencia.