¿Cómo identificar un resorte?

Un resorte de suspensión se diferencia por presentar una tasa lineal o bien una tasa variable. Estos son conocidos, también, como resortes estándar o resortes progresivos, respectivamente.

Sean de uno u otro tipo, los resortes conforman un importante elemento del sistema de suspensión de un vehículo y hacen posible que este trabaje de forma normal y segura, sin exigencias superiores a las permitidas. 

¿En qué se diferencia un resorte estándar de uno progresivo?

Los resortes progresivos son los más apropiados cuando existe la exigencia de soportar cargas muy pesadas. Este tipo de espiral aumenta la capacidad de carga a medida que aumenta su compresión, gracias a la gradualidad de sus espiras

Los resortes estándar, en cambio, no presentan tal diferencia gradual en la distancia entre sus espiras. Es el repuesto para el resorte original del automóvil. Este incluye, por lo tanto, las mismas especificaciones técnicas y rigidez que el espiral de fábrica.

La importancia del amortiguador para el óptimo funcionamiento del resorte

El amortiguador es otro elemento importante dentro del sistema de suspensión de un vehículo, ya que gracias a su acción controla el movimiento de los resortes. Sin amortiguadores que regulan los ciclos de compresión y extensión del espiral, ante la comprensión, este último puede extenderse de forma violenta afectando al control del vehículo durante la conducción. Aún más, incluso, en superficies irregulares.

Identificar a tiempo tanto el desgaste del amortiguador como el de los resortes es fundamental para garantizar un buena dirección y un control eficiente del manejo. Desde RM Resortes aconsejamos a nuestros clientes sustituir los resortes, al menos, cada dos cambios de amortiguadores

Este período puede, no obstante, variar según las condiciones de uso que experimentó el vehículo. Es pertinente ejecutar de modo más frecuente el control del resorte cuando el rodado es empleado con regularidad en terrenos accidentados o en el transporte continuo de cargas.

¿Por qué es importante realizar su modificación en el momento oportuno?

Hacer el cambio del resorte en el momento adecuado permite evitar accidentes y garantizar el óptimo funcionamiento de todo el sistema de suspensión del vehículo. Del mismo modo, hacer esta modificación oportunamente puede implicar un ahorro significativo para el propietario, ya que a mayor desgaste más complejas son las reparaciones a realizar en la suspensión y, por lo tanto, mayor su costo.

Cuando los resortes se encuentran en buen estado, trabajan mejor los amortiguadores del vehículo y su perfomance es, en todo sentido, más confortable y segura. De estar, por el contrario, debilitados, pueden originarse ruidos, golpes que afecten al tren delantero del vehículo y hasta accidentes.

Por último, para que un resorte cumpla su función de forma correcta debe presentar dos características fundamentales. Estas influyen en el funcionamiento de la suspensión del vehículo en general y son la resistencia y la elasticidad. De esta forma la seguridad del conductor y los pasajeros está garantizada, dado que los neumáticos no solo reciben un menor desgaste, también las ruedas se mantienen alineadas por más tiempo.

¿Quién ejecuta el cambio de resortes?

El cambio de resortes debe ser realizado por personal idóneo, que gestione un procedimiento seguro y emplee las herramientas adecuadas. Es muy importante comprobar que el resorte a sustituir sea el especificado para el vehículo y que el cambio se haga de a pares para no provocar desequilibrios. 

Si deseas disminuir la altura de tu vehículo o efectuar un cambio de resortes contacta con nuestro equipo profesional para recibir un asesoramiento personalizado y asegurarte de encontrar la solución que estás necesitando.

Te puede interesar leer: ¿Cuáles son todos los tipos de resortes para autos?